Mi nombre es Khan Una película que tienes que ver

  • por

“No pasa nada por tener miedo, pero no dejes que el miedo sea tan grande que te impida seguir adelante”.

La historia de Rizvan Khan un hombre con Síndrome de Asperger, cuyo síntoma es la dificultad de relacionarse con los demás compañeros. Su infancia transcurre en la década de 1970, junto a su hermano y su madre. Su talento para la mecánica y la reparación de objetos mantiene a su familia mediante obsequios.

Tras la muerte de su madre, el ya adulto Khan decide viajar a San Francisco, donde reside su hermano que trabaja desde hace unos años en el distrito financiero. Aquí es donde su cuñada, profesora de psicología, le diagnostica y le ayuda a controlar sus fobias dentro de una gran ciudad. De regalo obtiene una cámara vídeo que le ayuda a pre visualizar el mundo y registrará su recorrido.

Aquí conoce a Mandira, ya que ella alquila una peluquería y Rizvan es un comerciante de productos cosméticos de la empresa de su hermano. Mandira es madre divorciada la cual tiene un único hijo llamado Sam. Aquí es cuando Khan se embarca en la misión de conquistar y poder casarse con Mandira.

Hasta aquí parece una historia feliz pero todo daría un giro de 180 grados con los sucesos del 11 de septiembre de 2001, al ser musulmanes y árabes sufren un gran odio y resentimiento gracias a los terroristas.

Sin duda esta película nos deja muchos grandes mensajes y sin duda es una película que merece mucho la pena de ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *